jueves, 1 de agosto de 2013

Renaciendo


Agua fresca madura
de juventud y hielo
derrama redenciones
sobre mi cuello.

Gota a gota.

Desbordándose en mi boca,
inundando mis sentidos
despiertos,
sacia mi desenfreno
atento
a la luz y al aire,
al oxígeno vital,
a ese silencio.

Y me baño en fresas,
moras y ciruelas,
mangos, kiwis y cerezas.

-Renazco de nuevo-

Despertando el sosiego
asoma un nuevo día
que rescata mis sueños.



9 comentarios:

  1. ¿Bello? No estoy seguro. Habrá que esperar a la última revisión, si se produce. Por el momento es vital, esperanzado. Virgencita, virgencita, déjalo así, por fa. Gracias por el poema.

    ResponderEliminar
  2. :) Lo dejo así, Janial. Prometido.... Aunque no te transmita belleza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te ha brotado desde lo más profundo de tus entrañas, eso se siente. Es bello muy bello!

    Eres luz!

    Me gusta leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí que me leas, angelita dulce. Gracias.

      Eliminar
  4. Que el renacimiento sea para volver a ser la niña feliz que conocí el primer día!!

    ResponderEliminar
  5. Agua, agua-ardiente de tu boca
    que en la mia borbolla bulliciosa
    boca ardiente de seltz y de mojito
    de ron de menta de café olorosa
    agua con perfume de las rosas
    Agua que digo agua
    si un beso de amor yo necesito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasivirgen-Darío, gracias por tu regalo.Ya te dije que me gustó lo que leí. :)

      Eliminar